¿Quiénes somos?

Presentación del blog Familiaris consortio, el Matrimonio y la Familia a la Luz de la Fe Católica

Nacemos el 28 de diciembre de 2014

Elegimos esta fecha, 28 de diciembre de 2014, porque en este año la Iglesia celebra en ella la Solemnidad de la Sagrada Familia, y no nos parece mejor contexto que el de esta fiesta para dar inicio a este nuevo blog sobre la Familia y el Matrimonio a la luz de Dios.

Desde la convocatoria del Sínodo Extraordinario para la Familia de 2014 hemos procurado seguir las publicaciones y discusiones sobre los temas fundamentales debatidos abiertamente –por especialistas y profanos– a lo largo de este año. Se ha discutido y se ha publicado mucho. Con seriedad y sin ella. La mayoría de lo que hemos podido leer contiene principios verdaderamente católicos, bien fundados y con destellos que iluminan las verdades puestas sobre el tapete. Pero también hemos topado afirmaciones y tesis que resultan increíbles por lo descabelladas e incompatibles con la fe que, al mismo tiempo, dicen profesar sus firmantes. Y no solo admira lo extraviado de muchas afirmaciones, sino la debilidad de los fundamentos aportados y la falta de lógica en las relaciones entre principios doctrinales y praxis pastoral, ritornello que una y otra vez se menta en muchos de los escritos. Lamentablemente no todos los que leen tales escritos están en condiciones de separar la paja del trigo, y probablemente sean muchos los que hayan resultado confundidos, perplejos y hasta –¿por qué no?– heridos en su fe.

Por este motivo, y por el expreso y reiterado pedido de clarificaciones que venimos recibiendo desde hace ya más de un año de parte de muchos fieles laicos, consagrados e incluso sacerdotes, junto a un grupo de sacerdotes, docentes especializados en distintas disciplinas (Teología Moral, Derecho Canónico, Teología Dogmática, Sagrada Escritura, Historia Eclesiástica, Filosofía) queremos ofrecer los aportes de nuestros aunados esfuerzos para el presente debate. Creemos que esto es más actual que nunca, considerando que nos estamos preparando para el Sínodo de la Familia de 2015 y las aguas, lejos de aclararse después del Sínodo preparatorio, en algunos casos, se han enturbiado más.

Hemos querido titular este blog con el nombre de un documento de san Juan Pablo II, que está destinado a ser un hito y un punto de referencia ineludible y fundamental sobre el matrimonio y la familia: “Familiaris consortio”, nombre de la Exhortación apostólica posterior al Sínodo de la Familia de 1980. La Iglesia, decía allí el papa santo, “está íntimamente convencida de que sólo con la aceptación del Evangelio se realiza de manera plena toda esperanza puesta legítimamente en el matrimonio y en la familia” (FC, 3). Estamos más convencidos que nunca de esta gran verdad: solo el Evangelio, puro, sin velos ni tergiversaciones, puede devolver la esperanza al matrimonio y a la familia.

No es tarea fácil la de profundizar con absoluta coherencia y rigor en la verdad del matrimonio y del amor humano; al menos no lo es en nuestro tiempo que ha hecho del matrimonio y del amor verdades poco menos que incomprensibles para muchos hombres y mujeres. De ahí las tentaciones de manipular esta verdad. Queremos, pues, en nuestro blog, tratar de penetrar en estas verdades de la mano de la fe y de la fidelidad más absoluta a la verdad revelada en la Sagrada Escritura, en la Tradición y en el Magisterio de la Iglesia. Pedimos a la Sagrada Familia de Nazaret que nuestros esfuerzos ayuden a muchos a amar cada día más la verdad sobre el matrimonio y la familia tal como la ha enseñado Nuestro Señor Jesucristo, Esposo fidelísimo de la Iglesia en el lecho fecundo de su Cruz, sin la cual no hay salvación alguna.

 

 P. Miguel Ángel Fuentes, IVE

Director responsable del blog

Se han cerrado los comentarios